viernes, 10 de diciembre de 2010

Se agravó el conflicto de Jerárquicos con YPF en Chubut y Santa Cruz

Rawson, 10 de Dic. .- El conflicto petrolero en la Patagonia se agravó hoy cuando un grupo de encapuchados irrumpió en las oficinas de YPF en Comodoro Rivadavia, golpeó al personal y provocó serios destrozos.
La compañía denunció que "ingresaron encapuchados y golpearon a empleados" y repudió la metodología de protesta implementada por sectores sindicales en medio del reclamo de aumento salarial.
El conflicto lleva 10 días y paraliza una planta de almacenamiento de crudo.
"YPF informa que un grupo de encapuchados irrumpió hoy en las oficinas de la compañía en Comodoro Rivadavia, golpeó salvajemente al encargado de seguridad y provocó destrozos en vidrios e instalaciones", indicó la petrolera en un breve comunicado.
Según voceros de la compañía, los "agresores ingresaron en la sede administrativa de YPF en las primeras horas de la mañana".
Luego se presentaron en las oficinas de Servicios Petroleros, también en Comodoro Rivadavia, y golpearon a otros dos empleados de la empresa, se denunció.
El conflicto con el Sindicato del Personal Jerárquico y Profesional de Petróleo y Gas Privado de la Patagonia Austral mantiene paralizada la actividad en la cuenca desde el pasado 1° de diciembre, e incluye una toma de la planta Termap, de almacenamiento de crudo.
Los sindicalistas tienen paralizados desde hace una semana los yacimientos pertenecientes a la compañía y advirtieron que están dispuestos a mantener las medidas de fuerza "hasta marzo" próximo en caso de que no aparezca una solución.
El Gobierno nacional y el santacruceño intervinieron en las negociaciones para intentar acercar a las partes, pero la tensa situación ganó terreno y se instaló con rapidez en la reunión, por lo que fracasó el diálogo que intentaba llevar el conflicto a su fin.
El ministro de Trabajo, Carlos Tomada; colaboradores del titular del ministerio de Planificación, Julio De Vido; y el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta; participaron de un infructuoso encuentro con gremialistas y representantes de la compañía.
El Sindicato del Personal Jerárquico y Profesional del Petróleo y Gas Privado de la Patagonia Austral tomó el miércoles último las instalaciones de la empresa Terminales Marítimas Patagónicas (Termap) en Caleta Córdova, en las afueras de Comodoro Rivadavia.
Allí, YPF almacena el petróleo que luego es cargado a los buques que transportan el crudo hacia destilerías del exterior, por lo que no estaría comprometido el abastecimiento interno de combustibles pero la compañía perdería unos 3 millones de pesos por semana.
Termap es contratada por las petroleras que explotan yacimientos para inyectar el crudo desde el continente hacia los buques que amarran en los puertos patagónicos y que luego llevan el crudo hacia las destilerías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada