martes, 21 de diciembre de 2010

Demoras de hasta 4 horas debieron soportar argentinos en paso fronterizo de San Sebastián

Punta Arenas, 21 de Dic. .- Según las cifras de Policía Internacional de Chile, durante el fin de semana salieron de Tierra del Fuego más de 5 mil personas, lo que sobrepasó a los servicios destacados en paso fronterizo de San Sebastián.
Una excesiva demora de hasta 4 horas debieron soportar los ciudadanos argentinos que el sábado último salieron en masa desde Río Grande y Ushuaia, para realizar sus trámites migratorios y de aduana.
Fue tal la cantidad de viajeros que se concentraron en San Sebastián que llevó al colapso del sistema de atención.
Un medio informativo de Río Grande dio cuenta que el sábado se formó una fila de automóviles de hasta 3 kilómetros para poder traspasar dicho control fronterizo.
“Como el espacio de ese lugar es muy reducido, los vecinos debieron soportar las cuatro horas en las afueras del edificio donde no cabía un alfiler mientras la documentación se hacía al ritmo de los empleados chilenos que no demostraban preocupación alguna por quienes aguardaban para poder cruzar ese puesto”, señaló el diario electrónico Resumen Policial.

Un porcentaje importante del flujo de viajeros llevaba como destino la ciudad de Punta Arenas, con motivo de las compras navideñas. Otros, en tanto, continuaron en tránsito por territorio chileno hacia Río Gallegos y otras ciudades más al norte.
El subcomisario Maximiliano Negrete, jefe subrogante del departamento de Policía Internacional y Extranjería con asiento en Punta Arenas, explicó que lo normal es que en San Sebastián reciban un flujo de unas 500 personas diarias, sin embargo durante el último fin de semana debieron atender a unas 6.000 personas, de las cuales más de 5.000 salieron desde Tierra del Fuego, Argentina, situación que atribuyó al cierre temporal de las fábricas instaladas en dicha provincia. Y es que una semana antes de Navidad las industrias dan asueto a su personal, el cual aprovecha de emigrar hacia otras ciudades.

Negrete destacó que en esta época del año tienen una dotación de cinco funcionarios en dicha avanzada fronteriza, no siendo posible aumentar el personal debido a lo reducido del espacio. Pese a ello, puntualizó que los funcionarios se esmeran por entregar una atención ágil y eficiente, aunque reconoció que frente a una “avalancha” de viajeros como la ocurrida el fin de semana, no hay sistema que lo pueda resistir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada