sábado, 13 de noviembre de 2010

Desde el SOEM de Río Turbio acusan al intendente Adolfo de “tomarles el pelo" mientras continúan ocupando los edificios públicos

Por Gabriel López / Patagonia Nexo
Imagen FM Río Turbio
Redacción Río Turbio


El Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) de Río Turbio, continúa con la medida de fuerza adoptada el viernes pasado, en la que tomaron el edificio de la Municipalidad, el Concejo Deliberante y el Departamento de Inspección General. Por la medida, no se les permitió la entrada a ninguno de los trabajadores. La mayoría de los huelguistas son afiliados al gremio.

En diálogo con una radio local, Jorge Bustos y Alicia Álvarez, miembros pilares del SOEM, contaron cuales son sus reclamos y las próximas medidas a tomar con respecto a su fuerte puja por el aumento del 30%. Aún sostienen que el Ejecutivo les “toma el pelo”, porque no han tomado una determinación, ni una solución objetiva y acorde con el reclamo.
Ambos gremialistas aseguraron que esperarán hasta el día lunes, y escucharán qué propuesta les hacen para resolver la situación. Si no se llega a un acuerdo, seguirán con las medidas.
Afirman que tienen un alto grado de intolerancia, y declaran que tienen necesidades urgentes con respecto a sus sueldos. No aceptan las propuestas anteriores de ninguna manera.

Álvarez aclaró que no es su objetivo que el intendente Adolfo abandone su cargo, como se decía en algunos rumores que circulaban, porque ellos sostienen que entienden que éste se sienta mal con su salud, pero debe cumplir con su gestión, y “el pueblo le dirá si seguirá o no” con sus funciones. Por otro lado, dijo que “si Adolfo está enfermo, que se tome una carpeta médica y se quede el concejal Páez cumpliendo con su mandato, como lo dice el Estatuto, y se pueda resolver la situación con él”.
El Ejecutivo municipal pidió a la Delegación de Trabajo que se declare ilegal el paro, por lo cual Álvarez aclaró que no se puede hacer eso, porque ambas partes estuvieron sentados negociando el reclamo.

También afirmaron que el pedido de aumento es para todos los trabajadores, sin distinción, y que están cuidando las instalaciones.
El conflicto de los municipales de Río Turbio proviene desde mucho tiempo atrás y tuvo sus orígenes en una ruptura política entre los Concejales y el intendente por un aumento de sueldo fallido que se habían autogestionado, quedando vigente por Ordenanza un aumento del 30% para los empleados, aprobado por los ediles, cuestión que fue vetada por el Ejecutivo argumentando que no posee presupuesto para hacer frente a esa erogación

Hay miedo en la comunidad por la medida de fuerza, pero los gremialistas quisieron transmitir tranquilidad porque es una manifestación pacífica.
El sindicato está totalmente abierto al dialogo, pero no está dispuesto a aceptar "migajas", señalaron los referentes del SOEM.

No hay comentarios:

Publicar un comentario