sábado, 27 de noviembre de 2010

El Proyecto Esperanza de Caleta Olivia lucha a favor de una mejor calidad de vida

Río Gallegos, 27 de Nov. (ANA) .- Un grupo de vecinos en Caleta Olivia, llevan esperanza a toda una ciudad. A pesar de la adversidad, ponen todos sus esfuerzos en aportar su granito de arena a favor de los más humildes, en una sociedad indiferente.
El Proyecto Esperanza, es una organización sin fines de lucro y desde una iglesia evangélica del barrio caletense San Martín, todos los días sus integrantes se reúnen con el fin de mejorar su entorno tanto en lo social como ambiental.
La directora del proyecto, Jacqueline Martínez se muestra optimista con este propósito de asistir a las familias más necesitadas. Desde hace dos años se encargan en recolectar ropa y calzado para luego repartidos a personas que se lo solicitan o en otros casos se les entregan en sus precarias viviendas de las afueras de Caleta Olivia.
“Estamos para ser una herramienta de ayuda para nuestra cuidad y para aquellos que necesitan de la solidaridad de todos. Otros de los objetivos es la erradicación de la violencia de los hogares y la protección y cuidado del medio ambiente, en este último desafío comenzamos una campaña para limpiar una laguna de nuestra ciudad”, explicó la responsable de la organización, que adelantó también el inició de un curso de computación cuando logren los equipos.

Este proyecto se inició con una campaña denominada: "No a la violencia" y al visitar casa por casa a las familias con algunos casos con problemáticas de violencia domesticas, el grupo observó que en varias viviendas de condiciones humildes, también había otras necesidades.

El equipo solidario está integrado por Ramona, Cintia Moreno, Cintia Iglesias, Daniela, Karina, Omar, Pablo, Laura, Isabel, Yolanda, Rosana y Carlos.
Todos trabajan en el taller ubicado en calle San José Obrero Nº 2021, donde se reciben donaciones en especial de ropa, que luego es lava, planchada y acondiciona para entregarla a los más necesitados o desocupados.
La ropa recolectada es entregada en el basural y en barrios de los alrededores de Caleta. Luego se realiza un seguimiento. "Nos informamos si es una familia con necesidades de alimentos, ropa y si hay desocupación. Los visitamos a menudo, todo lo que esté en nuestras posibilidades tratamos de proveer a las familias que pasan por un mal momento económico o social”, Martínez.
Desde Proyecto Esperanza aseguran que continuaran adelante con el objetivo de entregar una cuota de asistencia y apoyo para todos aquellos que lo necesitan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada