jueves, 28 de octubre de 2010

Un ex profesor evoca su paso de Néstor Kirchner por la secundaria

Río Gallegos, 28 de Oct. (Télam).- Un profesor de Néstor Kirchner durante el colegio secundario evocó hoy a su alumno como alguien que fue siempre “vehemente y combativo”, y que “supo reponerse a la adversidad”.
Emilio García Pacheco, ex docente de Botánica y Geografía durante el paso del ex presidente por el Colegio Nacional de Río Gallegos República de Guatemala, le contó a Télam varias anécdotas del Kirchner estudiante de 15 años que por entonces integraba el seleccionado de básquetbol del colegio dirigido por el mismo profesor.
“No jugaba bien porque era incoordinado, aunque tenía una misión clave como era tomar los rebotes en defensa y pasar la pelota al que tuviera más cerca, antes de tratar de hacer lo mismo en ataque”, recordó quien con el paso de los años se transformó en “un amigo muy particular de Néstor”.
Sobre la etapa de basquetbolista, contó que “en un partido contra el colegio salesiano, a estadio lleno, Kirchner tuvo un incidente con el árbitro al que estuvo a punto de agredir. Como técnico del equipo pedí minuto y lo saqué. Al otro día me vio en un café y se acercó para pedirme disculpas por su actitud. Dijo que estaba arrepentido. En ese momento entro el árbitro, entonces se levantó y comenzó a increparlo. Así era él: vehemente y combativo siempre”.
García Pacheco explicó que en ese momento no se interesaba mucho por la política, aunque ya mostraba la fuerza de su carácter y de su voluntad, como por ejemplo cuando se decidió a seguir magisterio pero le frenaron el ingreso a la carrera por su problema de dicción.
“Recuerdo haber hablado con él y haberle dicho que con esfuerzo, sacrificio y trabajo, iba a lograr cualquier objetivo. Unos años más tarde recibí una carta donde me contaba que estaba estudiando Derecho en La Plata, que le iba muy bien, y que tenía siempre presente aquel consejo. Si viene a visitarnos traiga una medialuna porque acá estamos todos secos”, concluía el escrito citado por su ex docente.
Por ese entonces Kirchner ya estudiaba Derecho en la Universidad Nacional de La Plata donde se graduaría en 1976.
“Una vez que conté aquella anécdota en público, me llamó y me dijo qué macanas había estado diciendo. Después se rió y agregó: te voy a confesar algo, lo escuché y me hiciste lagrimear”, rememora el ex profesor que ahora preside en esta ciudad la Asociación Española de Socorros Mutuos.
Según García Pacheco, mantenía con Néstor “una relación alejada de la política, personal, interesante y respetuosa”, y admitió haberlo visto dos días antes de su muerte, en un hotel local.
“Estuve charlando un poco. Confieso que no lo vi bien, no era la misma persona. Se lo notaba nostálgico y no era el Kirchner impetuoso de otros tiempos. Posiblemente estuviera preocupado por su salud”, evaluó.
Pero el docente prefiere evocar al ex presidente con el humor que lo caracterizaba, como cuando “visitaba una radio donde hacíamos un programa político en clave de humor. Me acuerdo que él aparecía, metía dos o tres bocados y se marchaba”.
“Una vez, un dirigente político me dijo que Kirchner nunca iba a pasar el puente Guerailke (a 30 kilómetros de Río Gallegos). Evidentemente muchos no supieron dimensionarlo. Néstor cruzó todos los puentes que se propuso”, sintetizó el hombre que conocía al ex mandatario desde sus primeros pasos por las aulas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario