viernes, 29 de octubre de 2010

El velatorio fue a cajón cerrado por decisión de la familia

Buenos Aires, 29 de Oct. .- La familia del ex presidente Néstor Kirchner, fallecido el miércoles en El Calafate, decidió velarlo a cajón cerrado, debido a que el protocolo no obliga a mantener el ataúd abierto.
Según publicó el diario La Nación en su edición impresa de hoy, el vocero presidencial Alfredo Scocccimarro fue quien confirmó la decisión familiar sobre el féretro que llegó desde Río Gallegos hasta el aeroparque metropolitano, en la madrugada de ayer, para despedir los restos del ex mandatario en Casa de Gobierno.

En un primer momento, la familia Kirchner le había encomendado a una cochería tradicional de Buenos Aires la preparación de un cajón con un modelo similar al utilizado en el entierro de Juan Domingo Perón, en 1974, consignó el matutino.
Sin embargo, dieron marcha atrás y mantuvieron la decisión de contratar un servicio de Río Gallegos, que ultimó los detalles para preparar el ataúd, de manera que el cajón llegó sellado a Buenos Aires y nunca fue abierto.

Por su parte, la propietaria de la empresa fúnebre, María Inés Hilero, confirmó la decisión familiar y aseguró que no le llamó la atención “porque es algo que se pide muy frecuentemente” al tiempo que destacó que el protocolo oficial no obliga a mantener el ataúd abierto.
Hilero contó que su hermano, también propietario de la funeraria, fue compañero de colegio del ex Presidente

No hay comentarios:

Publicar un comentario